Patria potestad, guarda y custodia

Muchas veces cuando oímos patria potestad o guarda y custodia, no sabemos diferenciar que es cada concepto y en que se diferencian entre ellos. Por ello, en el post de hoy os hablaremos de ellos de forma separada.

¿CÓMO PODEMOS DEFINIR LA PATRIA POTESTAD?

La Patria Potestad es el conjunto de deberes y derechos de los padres en relación con los hijos menores de edad no emancipados.

Está regulada en nuestro código civil y comprende los siguientes deberes y facultades:

  • Velar por los hijos, tenerlos en su compañía, alimentarlos, educarlos y procurarles una formación integral.
  • Representar y administrar sus bienes.

CARACTERÍSTICAS DE LA PATRIA POTESTAD

Es obligatoria, personal e intransferible, pues los padres tienen la patria potestad, a no ser que la ley les prive de ella o les excluya de su ejercicio.

El Código Civil determina que la patria potestad se ejercerá conjuntamente por ambos progenitores o por uno solo con el consentimiento expreso o tácito del otro.

En situaciones de convivencia de los padres, la titularidad de la patria potestad, su ejercicio, y la guarda y custodia coinciden en ambos progenitores. 

Pero, es en el caso de ruptura de la relación de éstos, sea matrimonial o de hecho, pueden darse distintas situaciones en cuanto a la patria potestad que van desde su privación (art. 170 CC), a la atribución de su ejercicio a uno solo de los progenitores (art. 156 CC), siendo lo más frecuente que tanto titularidad como ejercicio sean atribuidos a ambos por igual.

¿QUE SE ENTIENDE POR GUARDA Y CUSTODIA?

Por guarda y custodia se entiende vivir, cuidar y asistir a los hijos, se centra en la convivencia habitual o diaria con ellos

Se puede atribuir a uno de los progenitores, compartida entre ambos o excepcionalmente a una tercera persona (abuelos).

¿QUE TIPO DE CUSTODIA ES LA MÁS CONVENIENTE O ACONSEJABLE?

Se deberá examinar cada caso en concreto para determinar qué tipo de custodia es la más conveniente para los menores.

La custodia compartida ha ido ganando fuerza en España en los últimos años. Para algunos, es la solución más justa para ambos progenitores. Otros, sin embargo, consideran que genera inestabilidad y conflictos en los niños.

Algunas Comunidades Autónomas con derecho civil propio han decidido regular la custodia de los hijos en caso de ruptura de la convivencia de sus padres con su propia ley autonómica. Es el caso de Aragón, que fue la primera comunidad en abrir camino hacia la custodia compartida cuando, en mayo de 2010, sus Cortes aprobaron la Ley de Igualdad en las relaciones familiares ante la ruptura de convivencia de los padres. El Decreto Legislativo 1/2011, de 22 de marzo, del Gobierno de Aragón, aprobó con el título de «Código del Derecho Foral de Aragón», el Texto Refundido de las Leyes civiles aragonesas. En él se establece la custodia compartida como opción preferente salvo que la individual sea más conveniente.

¿QUÉ CRITERIOS SE SIGUEN PARA ATRIBUIR LA GUARDA Y CUSTODIA DE LOS HIJOS?

Cuando existe una situación de conflicto, en caso de desacuerdo entre los padres para otorgar la guarda y custodia a uno u otro de los progenitores ó establecer la guarda y custodia compartida, el juez debe atender a las circunstancias concretas de cada caso, combinadas con criterios legales, como son:

  • El interés superior de los menores.
  • El resultado del informe del equipo psicosocial de los Juzgados, equipo que está formado por psicólogos y trabajadores sociales que  entrevistan a los padres y a los menores, observan la interacción de los niños con ambos progenitores y realizan pruebas diagnósticas a los padres. Este informe pericial, aunque no es vinculante para el Juez, es fundamental y casi siempre determinante respecto al tipo de custodia y de visitas a establecer en la sentencia.
  • El derecho de audiencia de los menores.
  • El principio de no separar a los hermanos.
  • La edad de los menores.
  • El tiempo de que disponen los progenitores.
  • El lugar de residencia.

¿QUE DERECHOS TIENE EL PADRE O MADRE AL QUE NO SE LE ATRIBUYE LA GUARDA Y CUSTODIA?

El artículo 94 del Código Civil establece que el progenitor que no tenga consigo a los hijos menores o incapacitados gozará del derecho a visitarlos, comunicar con ellos y tenerlos en su compañía.

Se trata de un derecho y deber cuya finalidad es la de proteger los intereses del hijo, de tener unos contactos lo más amplios posibles con el progenitor con el que no convive a fin de favorecer su propio y necesario desarrollo emocional.